Pipbuk!

Cargando...

Pipbuk!

Register

Blog - Sin categoría - 10 de agosto de 2021

Cuidá tu cuerpo para leer más

Lic. Joaquín Reyna – Lic. en Kinesiología y fisioterapia.

A la hora de leer un libro, ¿Qué tanto cuidas tu cuello? Puede que al principio tengas presente la higiene postural-cervical, pero al enfocarte en la lectura, la vayas descuidando poco a poco.

Para evitar las molestias o posibles contracturas en la región cervical es recomendable realizar pausas para ejercitar, mover y elongar (No solo aplicable en el momento de la lectura, puede realizarse durante el home-office o algún tiempo libre ¡Siempre viene bien!).

A continuación, te propongo algunos ejercicios para hacer durante un break de lectura. Así podrás mantener rangos de movilidad óptimos, tus músculos te lo agradecerán y mantendrás más saludable tu cuello.

Con todo eso, podrás leer libro tras libro sin molestias ¿No sería genial?

  1. Movilidad de cuello: Girá la cabeza hacia un lado y mantener el tope final unos segundos. Repetilo, pero hacia el otro lado. Hacelo 5 veces.

  2. Movilidad de hombros: Elevá los hombros, mantené unos segundos y luego relajá; llevalos hacia adelante y hacia atrás; realizá movimientos circulares.
    Jugá con la movilidad del hombro en toda dirección. En un sentido y en otro. Hacé movimientos variados durante 20 o 30 segundos.
  3. Escápulas: Con tus manos entrelazadas en la parte posterior de la cabeza (nuca). Lleva los hombros hacia atrás. Mantené 5 segundos. Repetilo 5 veces.
  4. Dorsales: Levanta un brazo y dejalo caer por detrás de la cabeza. Deja que la mano se pose en las cervicales. Sujeta el codo con la otra mano, aguanta 5 segundos y cambia de brazo. Repetilo 3 veces de cada lado.

  5. Elongación de trapecio: Sentate bien en una silla. Poné una mano debajo tuyo, entre el asiento y el glúteo para “trabarla” o agarrate de la silla. Apoyá la mano libre por encima de la oreja opuesta (mismo lado que la mano agarrada). Estirá el cuello hacia la dirección contraria. Mantené 5 segundos y repetilo 3 veces de cada lado.

Seguí estos ejercicios cada unos cuantos capítulos. Tu cuerpo te lo va a agradecer y te va a acompañar para leer todos esos libros que tenés pendientes.

Prestá atención a futuras publicaciones, vendré con más ejercicios y cuidados para tu salud. Acordate de consultar con tu profesional de la salud si sentís algún dolor extraño o que no se vaya, o ante cualquier síntoma sospechoso.

Comentanos cómo te sentís cuando lees, ¿sos de tomarte pausas?

Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?